Normas Corazas y Libertades

“Nos tocamos pero no nos vemos y seguimos sin parar…
hacemos espejos para saber, como es desde fuera, como se nos ve”
Las Hormigas – La Polla Records

Normas Cotidianas – Normas Internalizadas***

Vivimos a través de reglas, de normas más o menos explícitas que nos condicionan de un modo u otro, en relación a lo que pensamos, sentimos, deseamos, etc. Estas normas son tan cotidianas que son parte del sentido común de las personas. Como decía A. Gramsci: “el sentido común”, que aunque parece lo más neutral del mundo está cargado de ideología. Las personas se identifican con él, lo defienden y hasta están dispuest@s a luchar por su cumplimiento.

Son normas que actúan en nuestr@ cuerp@ y en nuestra mente. Reglas que hemos asumido como propias, tan propias que se encuentran de forma real en nuestr@s cuerp@s. Son normas que están manifestadas en las posturas. Normas hechas carne, músculo, contracturas… Son parte de las sensaciones más íntimas que sentimos en el día a día.

Necesariamente somos cuerp@s construidos de forma colectiva, moldeados grupalmente y condicionados desde la más tierna infancia. Llevamos de un modo u otro la escuela, la iglesia, las deudas y las normas de género a cuestas en nuestr@ cuerp@, en nuestras espaldas. Llevamos el sentido común – perpetuado por nuestras familias y cercan@s – en nuestros hombros, caderas y pechos. Los nombres y formas que asumimos como propias limitan el devenir de nuestro ser, nos limitan el cómo debemos sentir, el cómo existir.

Las etiquetas ya sean dadas o autoimpuestas nos limitan, nos enganchan y nos dependizan. Cuando nos identificamos en demasía con determinados grupos se van generando apegos, lo que nos lleva a ejercer determinadas conductas, que a su vez nos van formando y conformando (soy chilen@, soy evangélic@, soy punky, etc.). Nos van estructurando y finalmente aprisionando. El colectivo mismo nos reclama la permanencia de las etiquetas… ¿y tú antes no eras xxxx?, y ¿si tú eres xxxx por qué haces esto?

El Genero en Nuestr@s Cuerp@s

Quizá el mejor ejemplo de cómo la arbitrariedad social se puede normalizar sea el llamado género o Sistema de género: Desde el mismo momento en que nacemos, sin que nadie nos pregunte, se nos asigna un nombre y a la vez se nos categoriza en masculino o femenino. Esto que aparentemente es un inocente acto común, esconde una identificación obligada (nadie nos pregunta nunca) que nos condiciona de por vida. En estos momentos se nos asigna un género al cual adscribir, un género que debemos performar en nuestra vida cotidiana, una serie de normas que nuestr@ cuerp@ debe cumplir.

Pasando por el jardín, el colegio, los baños y la familia, se nos permite o se nos prohíbe ingresar a ciertos espacios exclusivos. Se nos viste de determinado color. Se nos permite expresar determinadas emociones.
Se nos exigen determinadas formas de movernos, así como se nos prohíben otras. Si alguien llega a poner en duda tu comportamiento de género se suele considerar una gran ofensa personal (“yo soy bien señorita” / “no soy maricon” / etc).

Si te identificas con ser hombre, se espera no sólo que seas bien macho, sino que lo demuestres y despejes toda duda de ello. Se supone que no debes llorar en público, se espera que le cedas el asiento a una señorita por el hecho que eres un caballero, se prohíbe que bailes con tus amigos hombres
por el simple placer de bailar, puesto que esto se vería “maricón”, se espera que no resaltes tus caderas, que no hables agudo, etcétera, etcétera y etcétera.

Coraza Social – Coraza Individual

El polémico Wilhem Reich postuló el concepto de Coraza Caracterial”. Dijo que en la vida vamos conformando nuestro carácter mediante una coraza que nos protege pero que a la vez nos limita y reprime. Esta Coraza Caracterial está constituida inevitablemente por una Coraza Muscular, una estructura de cadenas musculares que se va generando a lo largo de nuestra vida. En la medida en que aumenta la supresión y bloqueos de nuestras emociones e impulsos en la vida, van aumentando necesariamente los grados de dureza y tensión en nuestro cuerpo y nuestro ser.

Al no expresar nuestro interior, al no movilizar nuestr@ cuerp@ como lo deseamos, se van atrofiando nuestros músculos, nuestra mente se va contrayendo y nuestras fibras se van literalmente cerrando. Las articulaciones se van limitando y secando. Nuestra sangre fluye con menos intensidad, nuestro corazón bombea con mayor dificultad, respiramos con menor plenitud. Suena chocante para quien no lo sepa pero esto es realmente así.

Lo no expresado, lo no dicho, lo no manifestado, nos va pasando la cuenta. Al bloquear nuestras emociones, bloqueamos nuestros músculos y vamos bloqueando nuestra energía de vida.

Propuestas de Liberacion

¿Cómo podemos liberarnos de la opresión de las normas sociales internalizadas? ¿Cómo podemos ir soltando y liberando nuestro ser, nuestra coraza, de los bloqueos que nos limitan?

(1) Primero, la consciencia. Se debe cultivar el autoconocimiento, la propiocepción corporal y la autoobservación mental. Si no me conozco realmente a mí mism@, ¿qué es lo que voy a cambiar? Por eso es que debemos buscar conocernos a nosotr@s mism@s con todo lo que eso implica, conocer y ser conscientes de nuestro lado A y de nuestro lado B, de nuestras potencialidades y nuestros bloqueos.

(2) Ahora ¿cómo sentir nuestros bloqueos corporales? Debes entrar en Movimiento. Entendiendo el movimiento de una forma total, física, emocional y psicológica. Debes salir de tu zona de confort. Debes ir más allá de lo que te es cómodo, lo que te es normal, lo que estabas acostumbrad@ a hacer. Yendo a tus límites, podrás conocerlos y luego ir más allá.

(3) ¿Cómo ir más allá de tus límites? Mi propuesta es que cultives alguna disciplina corporal que te permita aumentar tu rango de movilidad, es decir, tu libertad de movimiento y de expresión. Prueba distintas actividades y desarrolla la que más se adapte a tus necesidades y deseos, la que más se adapte a ti. Esto te debería mostrar caminos llenos de múltiples posibilidades que no habías conocido hasta ahora.

Si permites que ciertas disciplinas como el Yoga, Danza, Circo, Artes Marciales o alguna otra penetren en tu interior, realmente tocarán tus fibras y transformaran tu ser. La práctica constante te puede llevar a lugares y posibilidades que ni siquiera habías imaginado en ti. Mediante cualquiera de éstas disciplinas podrás reconocerte, autoexplorarte y transformarte. Podrás aumentar tu rango de movimiento y por ende tu libertad. Después podrás moverte como tú lo desees, con mayor libertad, sin necesariamente seguir un patrón preestablecido.

Una Experiencia Personal

En lo personal me he enamorado del masaje, un bello arte que consiste en hacer circular nuevamente la energía estancada a lo largo de todx el/la cuerp@. Se trata de soltar de forma concreta esos bloqueos musculares que forman parte de la Coraza Caracterial. Si el masaje es profundamente penetrativo, y si te entregas y te abres a la experiencia de sentir dolor dosificado en tus fibras musculares, podrás sentir cómo se va abriendo tu cuerp@ y podrás ver cómo existe un punto liberador en donde el dolor y el placer se encuentran.

A través de ejercer y de recibir masajes profundos he podido palpar y percibir cómo el/la cuerp@ literalmente puede abrirse con un simple toque. He podido ver cómo la mayoría de las personas no suelen ser conscientes de sus bloqueos corporales y cómo el hecho de abrirse a la experiencia de recibir un masaje puede ser realmente transformador. He podido sentir cómo el/la cuerp@ a medida que se va abriendo muscular y articularmente va afectando capas más profundas. Es decir, soltando el/la cuerp@ inevitablemente se afecta la respiración y de este modo comienzan a aflorar emociones guardadas que en ocasiones llevaban años estancadas ahí, escondidas y reprimidas en el/la cuerp@.

Abrir las caderas, abrir el pecho, soltar la espalda, los hombros, son grandes experiencias que deben ser tomadas con cuidado y respeto. Para muchas personas, una experiencia de este tipo es una gran experiencia de consciencia, de autoconocimiento: “no tenía idea que me dolía ahí”, “no tenía idea que estaba tan tens@”, etc.

La experiencia de soltar el/la cuerp@ puede transformar vidas, las maneras y formas de hacerlo son muchas, lo importante es a dónde se llega. Son muchas las personas que disfrutan de mayor libertad corporal después de una experiencia de este tipo, son much@s quienes pueden dormir sin
pastillas, son much@s quienes reemplazan el consumo de sustancias por disciplinas corporales, etc.

¡Atrévete a explorar tu cuerp@! Atrévete a romper los patrones corporales de movimiento socialmente establecidos. Reeducate. Expresa tu ser… Baila esa canción como te lo haga sentir la música y tú mism@ cuerp@, más allá de si estas bailando de forma correcta o no. Háblale a esa persona en la calle con quien cruzaste miradas, más allá de las vergüenzas o las situaciones sociales. El aislamiento social individualista nos tiene con miedo, atrapad@s y aislad@s. Descansa. Finalmente descansa. Reivindica los necesarios tiempos de descanso para tu cuerp@. En cualquier sociedad, tiempo, cultura, si no nos liberamos a través del/la cuerp@, seguiremos atrapad@s en patrones que se transmiten de generación en generación. Para lograr la libertad, hay que comenzar a ejercerla.

por Pablo Ernesto / Noble Arte Masaje

***Este artículo fue escrito para la Revista “Dis-tension: Deconstruyendo la Praxis Corporal” publicada en el mes de Abril del año 2017. La revista formó parte del Proyecto interdisciplinario ideado por Mauricio Bustamante: “Dis-tension”

Suscribete a Noble Arte
Recibe promociones y descuentos exclusivos!

Al suscribirte a la lista de correo electrónico podrás enterarte de todas las novedades del sitio. Nuevos artículos, promociones, descuentos y sorteos de Masaje. Nada de Spam, solo recibirás info relacionada.

The following two tabs change content below.
Mi nombre es Pablo Barrientos y tengo 29 años. Me considero una persona en permantente formación, un eterno aprendiz. Soy Sociólogo, Instructor de Hatha Yoga, practicante y Profesor de Masaje Tailandés formado en Chile, Tailandia y en Europa. Practicante de WuoTai y coorganizador del primer evento de WuoTai en America Latina. He podido estudiar con varios de los profesores más reconocidos del mundo. Realizo masajes y doy clases en Santiago, la V region, Arica, la Serena y Punta Arenas. Amo mi trabajo y siempre quiero seguir aprendiendo. Te invito a que lo experiencies en persona.